Seleccionar página

NOS VAMOS DE EXCURSIÓN

Imaginarse en el lugar que siempre soñaste para ir de vacaciones es algo que hacemos todos los días del año, esperando que algún día se haga realidad. Hay personas que sueñan con sentarse en una hamaca en una playa blanca como la nieve y un mar azul como el cielo, sitios como Punta Cana o El Caribe. Otros prefieren un hotel bien dispuesto en pleno centro de una ciudad como Madrid, Barcelona o ciudades Europeas como Londres, Amsterdam, Nueva York, Los Ángeles… Cualquier ciudad moderna y hacer un tour turístico por museos, calles, parques, y tomarse un café en un Starbucks. Otros prefieren la naturaleza y el aire fresco, por lo que sueñan con un camping bajo las estrellas en un monte.

Todos emocionados, deseando divertirnos junto a nuestros amigos. Pero decidir cuál será vuestropróximo destino para este verano es todo un dilema porque no todos tenemos los mismos gustos ni las mismas preferencias a la hora de viajar, y eso podría generar problemas entre vosotros y no queréis que  eso ocurra. Cualquier que haya viajado ya con amigos sabe lo más simple puede convertirte en el inicio de una gala de Gran Hermano. Puede que esa playa blanca y esa agua cristalina se conviertan en Chernóbil. Y ya no estéis a gusto.

Unas vacaciones con amigos deberían ser un recuerdo de experiencias increíbles y sonrisas por todas partes, sea en una playa o en una ciudad o en el bosque perdido. Así que hoy vamos a enseñaros algunas claves y consejos para conseguir lo que todos queráis y podáis pasar unas vacaciones inolvidables juntos. Porque amigos no hay muchos más que ellos, así que mejor conservarlos. Además, ¿prefieres el olor a napalm o a café recién hecho o a piña colada?

Empecemos:

EL GRUPO

Esta es una de las cosas más difíciles: con quién irnos. Puede que no todos  seáis íntimos amigos y no querréis que algunos se unan a la gran aventura. ¿Son sociales? ¿Se adaptan a los cambios? ¿Son transigentes? Tendréis que haceros esas preguntar antes de avisar y comprometer a nadie. Piensa que eres el entrenador del Real Madrid y tienes que elegir a los mejores jugadores, acotar al máximo tus números. Las grandes multitudes pueden ser un caos incontrolable. Y nadie quiere una guerra en medio del bosque o de la ciudad de Londres.

DESTINOS

Esto es como la política. Aquí no valen pequeñas mayorías ni gente que diga “me da igual, donde queráis”. Aquí ha de haber una mayoría absoluta para que la legislatura pueda ejercerse sin fugas y con seguridad. Nada nos gusta más a los españoles que llegar a un sitio que no es de nuestro agrado y ver cómo se confirman sus sospechas. Todas las quejas y pegas que puedan haber llegarán antes que un presidente digno a la Moncloa. Si unos prefieren playa u otros la ciudad, en el turismo nacional hay mil lugares (Como Altea, Tenerife…) que ofrecen varias rutas para satisfacer a todos.

SIEMPRE HAY QUE CEDER, CEDER Y MÁS CEDER.

Y siempre así, porque todas las veces que lo repitas serán pocas. Si existe una clave para que unas vacaciones con amigos salgan como se esperan es la generosidad de sus componentes. Tienes que comprometerte con la causa y saber qué no solo vale tu hermoso tiempo, sino el de todos. Si eres una persona individualista y cerrada que siempre prefiere hacer lo que le apetece, mejor será que viajes solo (que está muy bien eh).

En este tipo de salidas no vale el egoísmo ni las malas caras. Muéstrate flexible con los problemas de los demás y ayuda con las tareas del lugar en el que os alojéis.

No preguntes qué pueden hacer tus amigos por ti, sino qué puedes hacer tu por ellos.”

EL PLAN

Cualquier película de atracos, los ladrones se sincronizan para evitar el más mínimo error que pueda torcer toda su operación. En estos viajes para exactamente lo mismo. Todo lo que hayáis hablado de antemano se traducen en posibles roses que os ahorraréis. El número de maletas que caben en el coche, quién duerme solo y quién duerme con otro, y los lugares imprescindibles a visitar son preguntas que hay que contestar en ese grupo de Whatsapp que os habéis apresurado a hacer. No penséis en hacer absolutamente todo lo planeado, hay que dejar que las cosas fluyan y a veces algo falle.

Los viajes que van demasiado a ritmo acaban decreciendo. Hay que relajarse y disfrutar del momento.

ESPACIO, POR FAVOR.

Que os vayáis juntos de viaje no quiere decir que no podáis separaros en ningún momento. Algunos pueden aprovechar para ir de compras mientras otros se toman una cerveza en una terraza cercana. Tener tiempo para vosotros mismos no quiere decir que no queráis estar con el resto, es incluso sano para todos. El espacio no es un simple concepto. Intentar ser todo lo aseado y ordenado que puedas, respeta tu espacio y el de los demás. A lo mejor en tu casa saben que te encanta dejarlo todo tirado, pero quizá eso a tus amigos nos les haga mucha gracia. Hay que ceder, y ser ordenado en estos casos.

EL DINERO

Esto si que es un conflicto. Sois gente joven que no tienen un poder adquisitivo como el que podrían tener vuestros padres. Tal vez no tengáis siquiera trabajo pero tenéis lo suficiente ahorrado para unas pequeñas vacaciones. Si creéis que algunos van a derrochar más comida que otros, intentad evitarlo porque es el dinero de todos, no el suyo. No hay necesidad de que algunos tengan que cortarse para estar en sintonía con el resto, ni que otros sientan que están pagando las vacaciones de los demás. Podéis hacer un bote común para comprar comida o para otros gastos. Haced turnos para recaudar el dinero.

MEMORIAS

Ejercítala. Si se tuercen las cosas en algún momento, recuérdales no solo el motivo del viaje, sino que sois amigos. ¿Por qué sois amigos? ¿Cuándo os conocisteis por primera vez? ¿Cuántas cosas habéis pasado, tal vez peores, y seguís a pie de cañon? Hay que recordar que, ante todo,