Seleccionar página

Las vacaciones de verano ya están aquí. Ya podemos escuchar las olas rozando la orilla de la playa y a las gaviotas volar. El dulce olor del calor y el agua mojada invade nuestros olfatos. Pero antes de irnos a pasar unas vacaciones, es inevitable complicarnos la cabeza con las cosas que nos vamos a llevar y las que no a nuestro viaje a la costa. Por eso, queremos ayudarte a encajar todas las piezas del puzle para que te lleves lo imprescindible.

“Y si me llevo una chaqueta por si hace frío… o este vestido es demasiado para ir a la playa” Unas de las peores piezas es la ropa que te vas a meter en la maleta y la que no, porque quieres llevarte lo mínimo e imprescindible sin olvidar nada que sea importante. Mejor encárgate de elegir una hermosa playa, que nosotros te ayudamos con el equipaje.

LO IMPRESCINDIBLE PARA UN VIAJE A LA COSTA

Cuando hablamos de la playa, hablamos del “kit de la playa”: bañadores, toallas, crema solas y juguetes para los niños (si tienes hijos, y sino también). No importa si te llevas dos o tres bañadores. Precisamente, estos no son los que más bulto van a hacerte en la maleta aunque te lleves una docena. En este caso si vale el “por si acaso”.

La toalla, sin embargo, es bastante voluminosa y ocupa más espacio. Si vas en coche, puedes llevarla en una bolsa sentarte en el asiento sobre ella. Si tienes que meterla en la maleta, ponla debajo de todo para que no abulte demasiado y veas que todavía tienes espacio en el equipaje. Actualmente están muy de moda los pañuelos de tela grande que ocupan bastante menos y también sirven de toalla, y puedes llevarte alguna más pequeña (tipo de gimnasio) para secarte alguna zona concreta.

En el kit de playa nos queda la crema solar, un elemento tan indispensable como el bañador pero que se puede acoplar perfectamente en cualquier sitio, incluso si no quieres llevarla en la maleta, puedes meterla en tu bolso o mochila.

¿QUÉ ROPA DE VESTIR ME LLEVO A LA PLAYA?

Llévate ropa ligera: de lino, algodón, de seda… y ropa ancha. Escoge también vestidos finos, cortos o largos, para tener posibilidades de elección sin llevarte medio armario. Para darte una vuelta por la mañana o por la noche, prevé la ropa de vestir. Un pantalón vaquero, corto o largo, un pareo y unas cuantas camisetas de manga corta y de tirantes. Puedes preparar algún conjuntillo elegante para una cena romántica o especial.

Un consejo, no te olvides de llevarte una rebeca o una chaqueta fina. A veces las noches son frescas y no vendría mal tener una a mano, por si las moscas.

¿QUÉ PASA CON EL CALZADO?

Las chancas son el complemento principal de una escapada a la playa. Es absurdo intentar ir con tacones o zapatos altos sobre la arena. Además, hoy en día hay mil modelos de chanclas, más elegantes y más callejeras, para tener unas para cada momento u ocasión. Puedes llevarte unos tacones por si sales por la noche o unas zapatillas que sean cómodas.

Echa un vistazo al clima que habrá cuando te vayas, para saber qué calzado irá mejor. Porque si llueve, tal vez tengas que llevarte unas zapatillas cerradas para que no se te mojen los pies y caigas en un resfriado que te estropee las vacaciones.

ACCESORIOS.

Es aquí donde solemos ser más despistados y dejarnos algo en casa. Así que toma nota de lo que necesitas: las gafas de sol son sinónimo indispensable de las vacaciones. Gafas aviador, tipo mosca, wayfarere, a la última… La elección es amplia y variada y tienen una utilidad doble: no forzar la vista y sobre todo protección contra el sol abrasador (es muy importante cuidar tus ojos del sol veraniego, los rayos podrían ser nocivos para la vista). No vayas con las típicas gafas de mercadillo porque pueden ser perjudiciales, opta siempre por gafas polarizadas con protección contra los rayos de sol.

¡No te olvides de la bolsa de playa! Que sea grande y de paja, en la que podrás llevar una toalla, la crema sola y todo lo que necesites. Llévate Aftersun, cremas hidratantes, gomas para recogerte el pelo, algún libro, un mp3 con música para relajarte, la cámara de fotos (si es barata, mejor. No te lleves una cámara réflex de 500€)