Seleccionar página

¿Cuál es la más adecuada?

Aunque todavía queda un mes para la vuelta al cole, deberíamos empezar a pensar qué mochila comprarle a nuestro hijo que le sea cómoda, suficientemente grande para llevar sus cosas y, sobre todo, que le guste. Te queremos dar algunos consejos que a veces necesitamos para que la compra de una mochila infantil no se convierta en todo un problema.

Si te preocupa la salud de la espalda de tu niño, no te pierdas lo que te contamos a continuación, porque verás cuáles son las cosas que debes mirar dos veces antes de escoger una mochila u otra.

Escoger mochila puede parecer muy fácil al principio pero… no lo es. En los centros comerciales, en las papelerías, en los mercados, hay cientas y cientas de mochilas para escoger, de todos los  gustos, tamaños y colores. Con ruedas, sin ruedas, con correa, cuadrada u ovalada, de plástico, de tela, de terciopelo.

 

TAMAÑO Y PESO DE LA MOCHILA

¿Sabes que la mochila debe elegirse en función del tamaño de tu hijo? Antes de comprar comprueba que esa mochila no supere a la cintura de tu hijo. Una mochila debe colocarle bien en la espalda para poder repartir todo el peso que lleva dentro. Debe quedar ubicada a la altura de los hombros y terminar unos 5 centímetros antes de la cintura. Si la mochila supera esto, será demasiado grande.

Otro dato importante es ver el peso que tiene. Es importante que sea resistente pero que no pese más que el niño. Hay estudios que sostienen que el peso de la mochila cargada no debe superar el 10% del peso de tu hijo, así que escoge una que pese pero que sea equilibrada.

 

PARA LA DISTRIBUCIÓN DEL PESO

La distribución del peso ha de ser homogénea. Por ello, se recomienda que compres mochilas con dos o más compartimentos. Recuerda que los libros deben ubicarse en la parte posterior, contra el respaldo de la mochila, y en la delantera los objetos más ligeros.

CORREAS Y RESPALDO ACOLCHADITO

Si quieres coger una mochila con correa, fíjate primero en que estas sean anchas y resistentes. Acolchadas y con posibilidad de regulación para ajustarla mejor al cuerpo de tu hijo. Hay modelos que cuentan con correas delanteras a la altura de la cintura para distribuir todavía más el peso. No olvides que el respaldo también tiene que estar acolchado. De lo contrario, este podría molestarle.

Para los más pequeñitos de la familia, no es importar tener en cuenta este punto ya que los padres suelen llevar la mochila encima y se la dejamos colocada en el aula de su guardería.  Además de que no suelen llevar mucho peso.

 

¿MATERIAL IMPERMEABLE?

Bien es cierto que las mochilas de tela, normales y corrientes, son más económica. Pero te recomendamos que apuestes por una mochila impermeable. ¿Por qué?  En caso de que llueva, no tendrás que sufrir de que los libros, colores y libretas que lleve dentro corran el peligro de mojarse.

MOCHILAS CON RUEDAS, ¿SI O NO?

Es cierto, las mochilas de ruedas son super prácticas y pueden parecer a simple vista más cómodas y seguras para que la espalda de tus hijos no sufra ningún tipo de problema a largo plazo, ya sea de muñecas o de columna, con las que se llevan a sus espaldas.

Elige solo este tipo de mochilas en caso de que tu hijo o hija tenga no tenga que subir escaleras con ella (porque su peso sería superior a una de correa) y si no tiene que llevarla durante un largo trayecto, como cuando vamos caminando desde casa hasta el colegio.

Estos son algunos de los consejos que te damos para pensarte dos veces la mochila que comprarle a tu hijo. Si tienes alguna duda, consúltanos. Y si quieres alguna de nuestras mochilas, no tienes más que meterte en nuestra web, en la cual te explicamos los materiales de las que se compone y demás para que te sea más fácil la decisión.