Seleccionar página

Mochilas infantiles para los más pequeños.

Sabemos que algunos niños pequeños son inscritos desde bien chiquitos a las guarderías. Algunos por propia voluntad de los padres, otros por tener una familia ajetreada y necesitan un lugar donde poder dejarlos durante las mañanas. Pero lo cierto es que da penita llevarlos, sobre todo cuando no hay más remedio.

Dependiendo de la edad y los meses que tenga en hijo, deberás llevar un equipo básico u otro. En escuelas infantiles y guarderías, probablemente, os den un listado con todo lo que necesitan llevar. Unos lugares pedirán más cosas y en otros no tantas. Todo depende de la escuela a la que lo lleves pedirán unas cosas u otras.

Por esta razón,  te aconsejamos cómo preparar la mochila de tu niño o niña para la guardería o en la etapa parvulitos del colegio.  Además, también te contamos cómo irá mejor vestido tu pequeño a la guardería para una mayor comodidad tanto para él como para su maestro/a.

En el caso de las guarderías…

Sea niño o niña, deben llevar ropa cómoda, fácil de llevar (y fácil de quitar). Los niños han de sentirse libres y los cuidadores podrán cambiarles la ropita con rapidez en caso de que se manchen. Los pantalones y las faldas mejor si son con gomas. Prendas que queden algo holgadas y anchas que les aporte comodidad.

Opta por prendas con cremalleras, ya que con los botones o los corchetes se pierde más tiempo o, al menos, que lleven pocos.

¿Los zapatos? De velcro, más sencillos de quitar y poner. Toda su ropa debe de ir marcada por su nombre y apellido, al igual que los abrigos, complementos y bufandas. Puede que se pierda alguna prenda por la clase y no sepamos de quien es cada una.

¿Qué necesitan llevar en sus mochilas estos peques?

Son niños pequeños, es algo que hay que tener en cuenta. Por eso, sus mochilas deben ir bien preparadas.

Un niño pequeño que va a asistir a una guardería necesitará llevar en su mochila artículos como:

  • Baberos
  • Pañales y toallitas (si es muy pequeño)
  • Una crema hidratante
  • Ropa de cambio
  • Un peluche
  • Marcadores con su nombre
  • Algún juguete
  • Una pequeña merienda o almuerzo

Creemos que estos artículos son lo principal, pues pueden servir en cualquier momento a una necesidad. La bata escolar es otro elemento a tener en cuenta, pero la puede llevar ya puesta.

¿Qué mochila? 

Las mochilas infantiles tienen que ser pequeñas pero lo suficientemente espaciosas para poder meter todo lo necesario. Estas mochilas tienen que identificar al pequeño y que el pequeño se sienta identificado con ella. Las mochilas “cuando sea mayor, seré…” son unas pequeñas mochilas infantiles muy bonitas y curiosas. Las hay en varios diseños, de manera que la niña o niño puede elegir “qué quiere ser mayor”

Estos son dos ejemplos de mochilas infantiles “cuando sea mayor, seré…” Las hay en un tamaño más pequeño y en otro más grande, pensado para los niños de guardería y los niños que entran por primera vez a la escuela, que necesitarán algo más grande.

Los pequeños de parbulitos.

Los niños que ya tienen 3 y 4 años,  suelen empezar la escuela en parbulitos. Es la época  en la que empiezan la enseñanza pública, a conocer nuevos amigos y compañeros de clase, a sus profesores… Y necesitarán llevar su mochila con todo lo necesario. 

¿Cuál es la más adecuada? Necesitan una mochila grande, apta a su tamaño claro, en la que pueda caber todo lo necesario pero sin que les pese demasiado.

Lo más común es que en la mochila lleven su estuche con colores lápices, gomas, etc.. una liberta pequeña en la que hacer sus apuntes. Algún libro reglamentario de su curso, el almuerzo y algo de ropa de cambio, si lo precisa la familia, por si se necesita.

Estas mochilas infantiles “cuando sea mayor seré” son ideales, pues vienen previstas de todo lo necesario y las comodidades que requiere una mochila para niños. Las asas vienen acolchadas para su mejor transporte.